08 febrero 2008

Congelar un disco duro... en la nevera

En el lugar donde trabajo nos vemos con frecuencia en la obligación de restaurar la configuración inicial de los equipos. Para ello solemos usar herramientas como el "PartImage" que incluyen muchas versiones de Linux: hacemos una imagen de la partición de sistema, se guarda en una partición secundaria y se recupera en pocos minutos en caso de problema.

Otra alternativa frecuente son los "congeladores" (freezer) de disco, que recuperan automáticamente la configuración inicial cuando se enciende, y que he visto utilizar más de una vez en centros con necesidades similares a la nuestra.

He mirado a ver si San Google me daba alguna referencia de alguno gratuito y razonablemente bueno... y no he terminado la búsqueda, porque a medio camino he encontrado otra cosa que me ha llamado más la atención:

Congelar un disco duro para recuperar datos... pero no usando software, sino la nevera.

Resulta que en los casos en que falla el motor de un disco duro y comienza a hacer "clic clic" y no dejarse leer, existe una alternativa radical que puede sacarnos del apuro: meter el disco duro 24 horas en el congelador.

Hay técnicos que dicen que les ha funcionado cerca de la mitad de las veces, alguno dice que cerca del 80%, alguno dice que casi nunca...

Tiene su parte de lógica: según el tipo de avería de que se trate, el hecho de contraer el metal puede disminuir el rozamiento durante algo de tiempo y permitir salvar la información en otro disco.

No hay garantías de que funcione, y desde luego no es una solución "permanente", sino sólo para "intentar una recuperación de emergencia". Pero puede ser interesante conocerla para un técnico de hardware.

Por cierto, algunas consideraciones adicionales: el disco dentro de una bolsa, y con un sobrecito de desecante dentro (de esos que ponen "silica gel" que traen muchos aparatos electrónicos); de hecho, mejor si se puede conectar a través de un adaptador USB externo que dentro del equipo: no hay que olvidar que la humedad y los aparatos electrónicos no son muy amigos...

Ninguna garantía. Pero en caso de desesperación, puede merecer la pena probar.

(Se habla de esto en más de un sitio... sobre todo en inglés, como siempre. Prueba por ejemplo las palabras "hard disk recover freezer" en Google. Si no quieres buscar tanto, este es uno de los sitios en los que yo he encontrado más de un comentario interesante:)

http://techrepublic.com.com/5208-23-0.html?forumID=102&threadID=245616

3 comentarios:

Fantômas dijo...

¿Una nueva moda para los hackers?

Enterate acá.

Nacho Cabanes dijo...

No me refería a hackear discos de otras personas usando estas técnicas, sino a recuperar datos de un disco nuestro "casi defectuoso" antes de que muera del todo.

Aun así, es bueno tener presente que otras personas podrían aplicar estas técnicas para sacar datos de un disco que nosotros habíamos dado por muerto y habíamos tirado.

Juan Carlos dijo...

Bueno, escribo esto como aporte ya que me siento agradecido por la ayuda que encontré por aquí y otras páginas.
Hace unas semanas mi disco duro dejó de funcionar, claro, primero me aviso con lo de la verificacion del disco automatica pero no le hice caso.
Cuando le hice el diagnóstico vi que los platos no giraban. El disco estaba muerto, el motor no se movía y ni siquiera calentaba por lo que deduje que no era problema electrónico. Sí, utilicé el último recurso ya que lo lleve a un centro dice especializado y me dijeron que me costarí entre 150 a 200 soles (Perú), entonces regresé y lo metí a la congeladora. Aquí describo todo el procedimiento que a mi ME FUNCIONÓ:
1. Congelé el disco con su bolsita antiestática sellada con cinta durante 4 horas en la parte del congelador, la temperatura estimo que sería unos 5 grados.
2. Lo retiré a las 4 horas y lo conecté sin perder tiempo aun con la bolsa de plastico puesta y adivinen? claro, no funcionó, no giraba nada.
3. Lo dejé a temperatura ambiente por unos 5 minutos, sequé la gotas q se generaron por condensación, lo probé... y NADA. Pero esta vez, sentí que los platos estaban girando, estaba cerca.
4. Lo dejé media hora a temperatura ambiente, seque las gotas, luego le di unos golpecitos contra el suelo por los cuatro lados y... FUNCIONO! EL DISCO LEVANTÓ! rápidamente procedí a copiar todo en el nuevo disco duro instalado, 16 minutos de angustia, hasta q terminó. El disco estaba caliente, pero aun funcionaba, tenia mis datos salvados y el disco pues aunque seguia funcionando ya le di de baja.

Nada se pierde probando amigos a mi SI me funcionó y estoy muy contento y agradecido por esto.
Saludos