13 abril 2007

No son bugs, sino características

A cualquier programador le suena a conocido eso de "no es que mi programa tenga un bug, es que ése es su comportamiento".

De hecho, hay una frase similar en tono de humor que dice algo como "no es que mi programa tenga bugs... es que desarrolla características al azar".

Pues parece ser que la gente de Microsoft se ha aplicado (otra vez) el cuento de la primera frase.

Resulta que en ciertas circunstancias, con ciertos documentos, Word 2007 falla y abandona la aplicación de repente. No he podido probarlo por mí mismo, porque no uso Word 2007, pero un investigador israelí informó de este suceso como posible fallo de seguridad.

Alguien de Microsoft ha dado la respuesta: los "crashes" de Microsoft no son bugs, sino características de diseño. Ha dicho algo como "De hecho, el comportamiento observado en Microsoft Word 2007 en este ejemplo es un comportamiento diseñado, que mejora la seguridad y la estabilidad, saliendo de Microsoft Word cuando se queda sin opciones para probar y mostrar de forma fiable un documento Word incorrectamente formado".

Uno de los gurús de seguridad de Microsoft, David LeBlanc, ha secundado la respuesta diciendo que es mejor abandonar el programa que dejar que el código maligno se pasee a sus anchas.

Mi opinión es que... ¡¡¡ es una chapuza !!!.

Si un documento es incorrecto y/o no aceptable, lo menos es mostrar un mensaje de aviso y permitir seguir trabajando con Word. ¿Qué ocurre si yo estaba trabajando con otro documento cuando intenté abrir el erróneo? ¿Pierdo todo el trabajo realizado en el otro documento? ¿Y eso les parece aceptable?

Es algo que a mí me ha ocurrido con frecuencia con Word 2000 manipulando documentos "moderadamente grandes" (apenas 30-40 páginas y 20 imágenes). De repente, Word "efectuaba una operación no válida" y se cerraba, perdiendo todo el trabajo desde la última vez que salvé. Y si ocurría mientras salvaba, documento corrompido y trabajo perdido. Entonces empecé a coger la costumbre de guardar cada 10 minutos o menos, y cada nueva versión con un nombre distinto: proyectoFP01.doc, proyectoFP02.doc, proyectoFP03.doc, ...

Ya en Word 2000 me parecía inaceptable tener que hacer esos malabarimos para "esquivar" fallos (¿o eran características?) del programa. Pero han pasado 7 años desde entonces. Nuestras herramientas deberían haber mejorado. ¿O seguimos pensando más en el calendario a la hora de sacar programas al mercado que en las características que debería tener?

Para más detalles, el artículo "Microsoft: Word 2007 crashes aren't a bug, they're a feature" de ComputerWorld (en inglés).